jueves, 7 de mayo de 2015

Un contacto extraño

Más confuso, imposible


Hoy me ha venido la idea de comentar, no de manera cronológica, puesto que en ello existirá verdadero desvarío, un hecho que me ocurrió y que durante mucho, mucho tiempo, me tuvo entretenido dándole vueltas y más vueltas. A día de hoy, todavía surge de vez en cuando, y os lo voy a explicar.

Estaba yo dormido y durmiendo cuando, repentinamente, unos soplos en la cara me despertaron. He de aclarar que para esta ocasión ya era ... digamos... "veterano" en estos acontecimientos y no me inquietaba mucho. O nada. Salvo en algunos casos que expondré en su momento. O así lo intentaré.

Como os contaba, unos soplidos en mi rostro me despertaron. Abrí los ojos y vi sobre mi cara una imagen de rasgos orientales, muy finos, más bien líneas, duro, que irradiaba un poco de luz difusa. Sus pómulos  eran de forma angular, sus ojos líneas. Enfadado, me espetó:

- "Que sea la última vez que me despiertas"
- ¿Quién eres, le pregunté, sin sobresaltarme.
Insistió:
- "Que sea la última vez que me despiertas", a lo que insistí:
- ¿Quién eres?
- Me llamo Sverk.
- ¿Qué quieres?
- Me envía K'langa. Parece que fue un presunto error.
Aquí, de verdad, me incomodé, pero seguí  preguntadno:
- ¿El qué?
- El que os mataseis en la autopista.

Me dejó cortado y desapareció. La verdad, ya no pude dormir dándole vueltas y más vueltas a esa frase, tan confusa en mi manera de ver. Muchas  veces he intentado averiguar algo sobre esos nombres: Sverk y K'langa, pero no ha habido manera de hallarlos.

Y esas palabras constituyen un enigma sin resolver, algo que me gustaría solucionar. Los he invocado varias veces, sin resultado. Así que constituye una experiencia en la que resaltar que yo estaba despierto, de Sverk sólo era visible el rostro, muy simplificado, y hubo un contacto físico, como demuestran sus soplos para despertarme.

Si alguno conocéis estos nombres, por favor, decídmelo.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario